contenido-marca-branded-content

Cuando el contenido se convierte en la mejor comunicación

La marca que no ofrece contenido, no existe. En un mundo globalizado, donde la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso e imparable y el mundo digital forma parte de nuestro día a día, las marcas ya no pueden permitirse no estar presentes.

El contenido será sin duda su billete de entrada a la era digital, un mundo que tiene sus propias reglas y donde el poder está en manos de los usuarios. La comunicación tradicional de la marca, en la que se ofrecía información unidireccional sobre productos y servicios, ha dado paso a la experiencia de usuario.

¿Cómo se crea una experiencia de usuario?

Generar y compartir contenido de valor será la clave para entrar no sólo por los ojos sino también en el corazón de los usuarios y – quien sabe – potenciales consumidores. Los responsables de marketing online saben que crear una buena experiencia de “rich media” para crear contenido atractivo y potencialmente viral, que llame la atención de los usuarios, es un elemento clave para llegar hasta ellos.

En las plataformas sociales, el contenido cobra vida a través de la dinamización que ofrecen los propios usuarios, que comentan y comparten las experiencias que ofrecen las marcas. Ellos y sólo ellos podrán decidir, si el contenido les aporta valor, o por el contrario, lo dejarán morir en la red.

Si me gusta, comparto. Esta es la máxima de los usuarios en todos los canales sociales, y por tanto es allí donde las marcas tienen que trabajar. Para ello, el primer paso será definir cuál es su público, y en qué plataformas se encuentra – Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest, Youtube, etc. – y adecuar su estrategia según el canal. Debe saber si su estrategia online puede generar contenido y conversación a través de la imagen, o si por ejemplo, tiene capacidad de generar contenido audiovisual.

En segundo lugar, las marcas deben plantearse cuáles son los intereses de su público. Conocer sus pasiones, sus inquietudes y qué elementos o soluciones pueden aportarles. En este punto, la creatividad se convertirá en un valor indispensable para cualquier estrategia de marketing digital.

Las siglas EIDI nos dan una buena guía para construir contenido que enganche. El entretenimiento se convierte en un factor esencial en el mundo online, y marcas como Ikea lo saben bien. Por otro lado, el contenido que aporte valor informativo y que ofrezca, además, elementos didácticos ampliará sus oportunidades de atraer a los usuarios en la red. Decatlón ha sabido construirlo a través de su conocida serie de vídeos de fitness.

Otro de los factores de mayor tendencia es el inspiracional. Aquel contenido que sea capaz de motivar e inspirar al usuario tendrá muchas posibilidades de éxito. Ikea o Coca-Cola son dos buenos ejemplos de cómo conquistar el corazón de los usuarios apelando a las emociones universales.

La combinación adecuada de estos ingredientes en línea con una estrategia de coherente de marketing en plataformas y redes sociales será, sin duda, la receta para el éxito a la hora de generar contenido de valor.

Silvia Cuesta