Rutina genios creativos

Rutinas de los genios creativos

El miedo al folio en blanco es una de las fobias más extendidas entre los profesionales creativos. Muchos piensan que los gurús de la creatividad nacen con unos genes especiales para fabricar buenas ideas. Sin embargo, la creatividad es una habilidad que se puede entrenar y mejorar día a día. “La creatividad se aprende igual que se aprende a leer”, afirma Ken Robinson. Si bien cada uno de nosotros funcionamos de forma particular, hay determinados hábitos que se ha comprobado que despiertan nuestro ingenio. En esta interesante infografía se analiza la rutina diaria de los genios más destacados de la historia.

 

Want to develop a better work routine? Discover how some of the world’s greatest minds organized their days.
Click image to see the interactive version (via Podio).

 

Desde Beethoven, Mozart o Freud hasta Picasso, Dickens o Victor Hugo. Si bien cada uno distribuía su tiempo de forma diferente, todos coincidían en varios puntos:

-Dedican gran parte de su tiempo al trabajo creativo y muy poco a las labores administrativas o más mecánicas. Concentrando muchas horas creativas en la noche. Por ejemplo, Kafka escribía de 12 a 6 de la madrugada o Voltaire dictaba sus pensamientos a su secretaria desde las 4 de la mañana.

-El tiempo de ocio también está muy presente. Pasar ratos con la familia, amigos, escuchando música, leyendo o haciendo ejercicio. Dickens se pasaba varias horas al día andando por Londres.

-Cada uno tiene sus particularidades o “manías”. Maya Angelou escribía en habitaciones de hotel, cuanto más anónimo mejor.

En conclusión con pasión y un equilibrio entre horas de trabajo y ocio se encuentra la creatividad. Como decía Picasso: “Cuando llegue la inspiración que me encuentre trabajando”.