claves-para-diferenciarte-como-diseñador-web

Voy a ser un webmaster del universo: 5 claves para diferenciarte como diseñador web

Hoy me gustaría hablaos de la desprofesionalización que hay en nuestro tan querido sector. Todos sabemos que ser diseñador está de moda, que hay herramientas que nos hacen la vida más fácil, pero no debemos caer en el error y dejarnos llevar por el simplismo, por la ley del mínimo esfuerzo. Somos diseñadores porque amamos nuestra profesión, nos gusta crear, nos enorgullecemos de cada trabajo y es lo que debe hacernos diferentes. A continuación, os voy a decir unos puntos que yo considero claves que nos harán diferenciarnos como profesionales del mundo del diseño web:

1. WordPress: no es oro todo lo que reluce

WordPress es una herramienta que está pegando muy fuerte. Los clientes la piden por la facilidad de administración de contenidos y los diseñadores lo usamos por la facilidad de implementación, gestión de contenidos y la cantidad de recursos que nos proporciona. El problema es que hoy en día cualquiera puede hacer webs en WordPress, hay cientos de plantillas premium de gran calidad que con poco esfuerzo nos permiten tener una web responsive con infinidad de recursos, animaciones, sliders… Muchos “profesionales” aprenden el uso de una buena plantilla y hacen todas las webs iguales, ¿cuál es el resultado? Todas las web tienen la misma estructura, son clones y pierden la esencia y el objetivo de nuestro trabajo. WordPress y sus plantillas son herramientas, como lo puede ser Photoshop, pero no son más que eso. Una plantilla no puede condicionar el diseño de nuestra web. Se trabaja al revés: primero hay que realizar el diseño de nuestro website y luego estoy de acuerdo en buscar una plantilla que nos proporcione la estructura que estemos buscando. Hay que tener muchos conocimientos para poder modificar de cabo a rabo un plantilla, para que no tengamos límites a la hora de querer plasmar una idea sobre una web en WordPress, y eso nos convierte en profesionales.

2. Cuidado con los recursos

Hay cientos de páginas con recursos gráficos, imágenes, vectores…. que nos pueden ayudar a mejorar un diseño, nos sirven de apoyo y nos ahorran tiempo para la elaboración de bocetos y nos dan ideas. Que no se convierta tu diseño en un recurso, no abuses de ellos. Son un apoyo, una herramienta, pero nuestro diseño tiene que ir mucho más allá.

3. Di NO al conformismo

Tienes que ser el mayor crítico de tu trabajo. Hay que tratar de ser objetivo, comparar mucho y ser honesto y humilde con nuestros trabajos. Nunca se sabe todo y ningún trabajo es perfecto. Mantén una mente abierta ante las críticas, aprende de ellas y dale las vueltas que sean necesarias a cada trabajo. Con el tiempo te darás cuenta de que siendo tu mayor crítico te convertirás en mejor profesional.

4. Deja reposar los trabajos

Lo que hoy ves como la mayor obra de arte de tu vida mañana lo puedes ver como el peor diseño de la historia. Después de 8 horas frente a la pantalla, la mente y la vista se cansan, te acostumbras y acabas perdiendo la objetividad. Deja reposar los trabajos, optimiza tu tiempo. Si te bloqueas cambia a otro trabajo, si crees que un diseño está terminado espérate a mañana para darle otra vuelta, no dejes que los trabajos se vicien.

5. No quieras abarcar demasiado

El profesional multidisciplinar se ha convertido en una necesidad. El perfil diseñador gráfico/web es una evolución lógica de un sector que siempre tiene que estar a la vanguardia de las tendencias y las novedades tanto tecnológicas como visuales. El mercado tiene la necesidad de ese perfil y es muy raro encontrar un diseñador gráfico puro hoy en día. Es algo que yo considero bueno, pero que llevado al extremo te puede convertir en aprendiz de todo y maestro de nada. No quieras abarcar demasiado. Muchas agencias hoy en día buscan un diseñador gráfico, experto en diseño y maquetación web, programador avanzado en diferentes lenguajes, con amplios conocimientos en plataformas CMS, experto en posicionamiento SEO, en SEM, que haga 3D, motion graphics y que además haga unos cafés con dibujitos. Es mejor decir NO, sin miedo. No soy programador, no soy un experto en SEO, pero soy un gran diseñador gráfico/web, un profesional.

En resumen, ama tu profesión. Somos privilegiados por dedicarnos a lo que nos gusta, por disfrutar con nuestro trabajo. Convierte cada proyecto en un reto: no hay mayor motivación en el mundo que la superación personal.

Este artículo lo puedes encontrar en el número 2 de nuestra revista Creactivahttp://bit.ly/17goyfJ

David Santás | Profesor de Diseño Web en Aula Creactiva
www.rload.es