mannaquin-challenge-creatividad-publicitaria-aula-creactiva

Un mannequin challenge para felicitar el Año Nuevo

Con el deseo de felicitar las fiestas a todos nuestros alumnos y ex-alumnos decidimos sumarnos al boom de los mannequin challenges para crear nuestra felicitación navideña. Los alumnos del Master de Creatividad Publicitaria del turno de mañana fueron los más activos a la hora de poner en marcha el proyecto y la verdad es que lo pasamos en grande llevándolo a cabo.

Aquí tenéis el resultado: un divertidísimo video que refleja el ambiente de nuestra escuela. Sin duda la Navidad es una fecha idónea para disfrutar con la familia y los amigos y en Aula Creactiva nos lo hemos tomado muy en serio. Ojalá el 2017 nos depare a todos numerosas y agradables sorpresas.

 

creatividad-publicitaria-40

Hay vida después de los 40

No me importa equivocarme; de hecho, lo hago a menudo, pero lo que no quiero es que dentro de cinco o diez años diga “ y si hubiera hecho” o “podría haber intentado ser”.  Pues bien, después de unos 15 años trabajando, sabiendo que me faltaba algo, que lo que realmente quería es otra cosa, decidí intentarlo. ¿Por qué no intentar hacer algo que te gusta? Leer más

2-revista-creactiva-10000-horas

¿10.000 horas? ¡Está chupao!

Seguro que hemos escuchado muchas veces: “para convertirse en experto en una materia, necesitarás al menos 10.000 horas de práctica”. Lo dijo el psicólogo K. Anders Ericsson.

No pretendo afirmar la validez de ese postulado, pero me da pie para compartir una idea músculo que me impulsa en esta carrera llamada diseño. ¿10000 horas son suficientes? No, ¿Entonces? ¿Seríamos capaces de dedicar 10000 horas a algo que no nos gusta? Exacto, no. Para ser buenos en algo lo primero es saber que eso que hacemos nos apasiona. Cuando te apasiona algo eres capaz de hacerlo cada día, por muchas horas y más aún, es decir, pensar en 10000 horas (si ese postulado fuera cierto) ya no es una tarea titánica sino más bien algo alcanzable y natural. Cuando una actividad es una pasión en nuestra vida lo hacemos con alegría y los sacrificios son bienvenidos con una sonrisa. Es lógico, cuando hay amor por algo el esfuerzo es un descanso y cuando hay amor siempre hay tiempo y cuando hay tiempo hacemos lo que nos llena.
Si, suena romántico, lo sé, pero es mi vivencia y la vivencia compartida con otros colegas y amigos de otras disciplinas.
Pero esa pasión no solo es por la profesión que hemos elegido (el diseño) sino también apasionarte por cada proyecto y por el cliente. Si creen en los objetivos, los servicios y producto del cliente potencial, entonces con la mayor alegría y convicción elaborarás tus proyectos, porque serán proyectos en los que crees. ¿Quién no desea clientes con quienes puedas crecer paso a paso?, clientes en quienes creas en su filosofía, en sus objetivos y apasionarte por verlos crecer, sentir pasión por su visión. Si ocurre así, sin duda el trabajo será perfecto y limpio. El proceso creativo no admite tristezas, es un proceso que genera sentimientos de satisfacción y alegría, y eso solo se da cuando crees en el cliente y el proyecto.
Por eso creo que la clave de nuestro trabajo está en saber qué queremos hacer, qué área de la comunicación se nos da bien y nos apasiona imaginarnos hacerlo por muchos años. Pero también identificarte con el cliente y buscar aquellos en los que te sientas confortable trabajar. Porque el trabajo debe ser motivo de alegría.
¿Y qué ocurre con los desafíos? Los hay, siempre, pero si te apasiona la profesión, las dificultades las verás como bendiciones disfrazadas.
¿Y por qué poner tanto énfasis en tener pasión? Porque de las 24 horas que tiene el día al menos un tercio la dedicamos a actividades relacionadas al trabajo y si el trabajo que haces no te apasiona entonces ese lastre es una carga muy dura cuya factura se siente a la larga.
Tanto hablar de pasión ya me dio el calentón, voy a correr la tinta que hay mucho por diseñar 🙂
Un abrazo.

Ricardo Peralta • diplomatura Creatividad publicitaria 2012
Artículo publicado en la Revista Creactiva nº07

Imagen-xa-web-blog-aburrimientojpg

El aburrimiento es lo contrario de la felicidad

Todo empezó un 25 de diciembre. Fun, fun, fun.
Se acabó. Dije en el trabajo que entonces pensaba que sería para toda la vida. No fue fácil dejarlo. De los 18 a 24 años, mileurista, viajes, chicas, fiestas, atontao. Ahora puedo confirmar que fue mi mejor decisión en los últimos 10 años. Lo tenía todo pero en mis 8horas diarias de trabajo me aburría, y el aburrimiento es lo contrario de la felicidad, dicen.
24 añitos. Ganas de trabajar y aprender tras 10 días en marruecos, aparece Creativa, 2 gilipolleces de mis jefes y pues eso. Fun, fun, fun. Hola papá, mamá! Dejo el trabajo y vuelvo a casa, vale?? …que haría sin vosotros.
Cumplo un cuarto de siglo! Lo celebro durante un año. Ayudo en el negocio familiar como siempre y poco más.
26 palos. Freelancismo, mierdismo, llámalo como quieras. Clientes que se acuerdan de como trabajas, otros que si no facturas no les puedes trabajar, te animas con la rotulación de la cual no tienes ni puñetera idea… te vienes arriba, 0 ayudas pero te haces auTÓNTOno… duermes, vives y trabajas en casa de mamá. 10m2 para todo. Y empiezan a salir trabajos, yupiiiii!
28. Adios mamá y papá.
A puntito de hacer los 30. 4 años autónomo y “libre”!!!. “Mejores proyectos”, inviertes lo que no tienes o lo poquito que ganas con tal de aprender, trasteas, te la juegas, te diviertes, el que hace un año era tu mejor cliente ahora es tu mayor problema, con los de mes a mes, tan contento…
Tengo un compañero excepcional, trabajamos en mi casa/taller/oficina desde hace 3 años en la sierra de Madrid, de donde soy, tenemos un buen coche para trabajar, una buena máquina y lo más importante, nos llevamos bien, no encanta aprender, nos respetamos y entendemos nuestro papel dentro de la “empresa”. No soy y nunca fui ningún cerebrito pero a base de cagarla una y otra vez, aprender de ello, esfuerzos sobrenaturales, sonrisas, lagrimas, jornadas inhumanas, ansiedades, ser agradecido, amar lo que se hace, saber diferenciar, volver a fallar, volver a aprender, derrumbarse, rehacerse, ser constante y paciente, rodearse de buena gente, confiar en uno mismo y en los demás, sin miedo, sin ataduras, con buenas palabras y las cosas claras, a la cara, de frente, trabajando sin pensar en el dinero, y nunca tirar la toalla porque sabes que si haces todo lo anteriormente citado… AL FINAL TODO SALE BIEN. Pues eso.
Ahora los peros. Rutina, sobreviviendo con lo justo, esclavo de falsa libertad, no entender porque la gente no tiene palabra, cuentas en negativo a primeros de mes tras mes, angustiado por una deuda con el estado que me quita el sueño, ninguna facilidad para solucionarlo, estancado por todos los lados… Pues eso. Noche dura de trabajo, 4 de la mañana, un poco piripi, tarjeta de crédito en mano, agarro un vuelo a México a modo 2 meses de *vacaciones y zas! Veo que puedo trabajar desde otro sitio gastando menos que viviendo en España.
Mis cuentas siguen como desde que empecé hace 4 años, ni fu ni fá, porque no hacerlo? Que es lo peor que puede pasar??? Además, siempre fui camarero. Un extra. Llevo trabajando desde los 15 y confirmo que el dinero solo son papeles de colores aquí y allá aunque hoy en día, por suerte o desgracia, son la forma de arreglar casi todo.
Vuelvo a España, me reorganizo y me vuelvo a ir.
Apunto de cumplir los 31 ando diseñándome una vida diferente, gestionando mi pequeña gran ilusión desde un pueblito mágico del sur de México, muy primitivo, en medio de la naturaleza, aprendiendo carpintería, escaso de agua y de todo, en moto sin casco y sin camiseta, feliz como un niño pequeño, cuidando un jardín, durmiendo en una palapa con vistas al mar, con millones de bichos y animales varios, conociendo a gente interesante de muy diferentes países, viviendo apenas sin móvil, conectándome a internet lo justo y necesario, dedicando 3-4horas al día a mi empresa y siendo más eficiente que echando 10 en España. Me organizo mejor, delego, apunto diferente, doy y confio trabajo a otra persona, y estoy comprobando que hay otras formas más sencillas y viables de vivir porque me había vuelto a acomodar de nuevo y había convertido mi vida en un día a día asfixiante que me tenía totalmente cegado en un círculo vicioso nada sano ni gratificante. Y sin salir de casa. Autono… qué???
Resultado tras los 12 últimos meses, 7 en España y 5 fuera a falta de otros 3 que me quedan por el momento; tengo el mismo dinero, na y menos. Ahorrar es una utopia pero se ha reducido la deuda con el estado, me lavo la cara entre turquesas a 12000km de mi querida Madrid sin enterarme de casi nada de lo que ocurre en el primer mundo y mi cabeza está tranquila, feliz y contenta… y no hay billetes de colores suficientes en el mundo que paguen eso.
Y mañana, que venga lo que tenga que venir ☺
*Vacaciones; pasaron 4 años hasta que no volé a mexico y supe lo que eran 3 días seguidos sin recibir llamadas, correos, etc. Y lo que era estar más de 4 días seguidos fuera de mi guarida.

Jose Ignacio Alonso Mateo www.decaber.es / video promocional Decaber
Ex alumno de Aula Creactiva (2010-11)
Artículo publicado en la Revista Creactiva nº06

Imagen-xa-web-blog

Tú procastinas y lo sabes

Fundamentalmente porque lo hace todo el mundo.

Esta palabra de enrevesada pronunciación, procrastinación, significa aplazar. Es decir, al revés que el famoso refrán, “dejas para mañana lo que podías haber hecho hoy”. Y al decir mañana, no se concreta si es el mañana inminente, que tampoco suele serlo.

En definitiva, es ir aplazando lo que tienes que hacer que no te apetece y que ya percibes como algo fatigoso, largo, arduo y de mucho esfuerzo  y haces lo facilón, lo que tiene rápida resolución, te va a dar más satisfacción  y -reconócelo- vas a darte el gustazo de tachar en rojo de tu lista de tareas pendientes.

¿A qué lo haces? Siiiii… Lo hacemos todos, seamos honestos.

La cuestión es que en marketing procrastinar puede ser perder ESA oportunidad. Esa justamente. La que buscas tú o tu empresa para lo que podría ser, quizás, una gran solución para el mundo, mediomundo, mundoentero puestos ya a exagerar.

Procrastinar puede ser para nosotros confiar demasiado en nosotros mismos. Confiar en la creatividad y entusiasmo que tenemos “de serie” y que nos van a sacar del problema en cuanto nos pongamos a ello.

Pero ¿Y si no es así? ¿Y si delegamos en nuestras capacidades naturales una responsabilidad que las supera?

La procrastinación en nuestro campo puede suponer la diferencia entre acertar plenamente o ser un segundón con tufete a plagio. O hacer una campaña plana. O trabajar en un contenido sin la ambición de convertirlo en adictivo. Suena fuerte, pero no me niegues que a veces es dolorosamente cierto.

Nuestras mentes suelen estar en continua ebullición. Solemos “disparar” en multitud de direcciones y el parloteo mental forma parte de nuestra personalidad. De ahí la fama de despistados o hablar solos (No me pasa a mí solamente, no?) Pero hay un momento de flojera en el que damos al stop y como Escarlata O’Hara decimos “ya lo pensaré mañana”.

¿Pereza? ¿Cansancio? ¿Saturación? Todo cierto y posible. Pero también peligroso.

El ritmo de vida que llevamos de acumulación de tareas y tener que ser multifuncionales y rápidos nos lleva a la procrastinación.  Gestionamos mal nuestro tiempo porque queremos hacer muchas cosas y perdemos la perspectiva de lo prioritario. Hacemos mucho pero muchas veces en el orden indebido.

Una buena planificación, un pasito a paso, un “quiero hacer” en vez de un “tengo que ponerme”, son actitudes que dan buenos resultados. Poner en orden nuestros procesos creativos en nuestra cabeza es imprescindible.

“Colocando” la creatividad hay muchas más posibilidades de no procrastinar. Gestionar las ideas no es fácil, pasar el auto-tamiz después de la dosis de realidad y consciencia necesarias es una flagelación para el ego creativo… Pero si pasamos estas fases ya sólo queda superar las ganas de postergar. Después de todo este proceso visceral, que nos quedemos ahí no tiene sentido.

Un último esfuerzo que bien puede convertirse en una grata recompensa. HOY es la respuesta.

Y ahora discúlpame que te deje, pero me ha dado un gran remordimiento de conciencia y me voy a poner ya a escribir otro artículo.

Vaya con la procrastinación : (

Nuria Jiménez
Ex alumno del Curso de Copy
Artículo publicado en la Revista Creactiva nº06

como-arrancar-motor-creatividad

Cómo arrancar el motor de la creatividad

En el mundo del diseño lo más complicado es comenzar. Ese primer momento en blanco. El minuto uno en el que no hay nada, salvo una tonelada de texto e imágenes en bruto, normalmente desorganizado. Lo lees, lo relees… ¿Cómo hincarle el diente? ¡No hay por dónde cogerlo! Tu misión: convertir esa mole de piedra gris en una escultura de Miguel Ángel.

Lo primero, no entrar en una espiral de bloqueo; lo segundo, tirar de método. Cada creativo tiene sus propias técnicas para activar su creatividad, todas muy válidas. No creo en un sistema único. Cada uno tenemos que desarrollar nuestro propio método. Si no sabes por donde empezar, te propongo un par de trucos “desatascadores”.

 

1. Divide y vencerás: división de conceptos

Imprime el material. La pantalla del iMac absorbe tu mente y te limita en sus 21’’. Siempre te entenderás mejor con lápiz y papel, garabateando tus notas. Lee tranquilamente el material para interiorizarlo. Después, analiza con atención el contenido, subraya, tacha, dibuja. Desgrana los conceptos que vayas descifrando. Divide esos interminables párrafos en un listado de conceptos individuales. Así conseguirás grupos de ideas. El objetivo es que el usuario capte los mensajes clave de un vistazo, sin perder tiempo. Una vez tengas destilado el material en píldoras, tu mente comenzará a ordenarse y a fluir con más ritmo.

Para Masaaki Hasegawa, fundador de la consultora creativa Third Vision y de la plataforma Creativida, “la división es una de las maneras más eficaces de entender un concepto abstracto”. Ir dividiendo el contenido en componentes nos permitirá hacer una comunicación más clara. La división nos sirve para “trazar un mapa y desglosar sus componentes para entender cómo están conectados”, apunta Hasegawa en su libro “Sí, eres creativo”.

 

2. Reconectar y categorizar

Con las piezas desmontadas, es momento de reconectarlas de forma que se visualicen con claridad. Por ejemplo, la categorización por atributo usando la comida como ejemplo daría como resultado: vegetales, carne, pescado, lácteos y fruta. Toda esta teoría puede sonar muy abstracta, ¿cómo ponerlo en práctica? En el día a día de la agencia seguro que te has enfrentado alguna vez al diseño de una landing page. Esta pieza publicitaria requiere una gran capacidad de síntesis y puede servir como examen a nuestra creatividad. Una oportunidad de poner en marcha las dos técnicas anteriores. La landing page tiene que ser impactante pero ordenada, con riqueza de contenido pero concisa…

Por supuesto, comenzamos con una imagen potente en forma de slide con el claim integrado. Que el usuario se entere en un primer vistazo de quiénes somos y qué vendemos. Justo debajo, 3-5 iconos con un titular y una pequeña entradilla donde se disparan las ventajas del producto/servicio. A partir de aquí, bajamos en scrolling profundizando en el contenido distribuido en franjas de color, imágenes y texturas. Y al final un call to action, como guinda del pastel.

Cada proyecto supone un reto para la creatividad del diseñador. Hay que tener en cuenta las tendencias y estar permanentemente actualizado: la influencia del responsive, por ejemplo, es clave para entender la maquetación web actual. Cada pieza se convierte en un desafío que estimula nuestras neuronas y pone a prueba nuestra creatividad.

 

Olmo Rodríguez Moreno | Diseñador gráfico/web en Materiagris • Ex alumno del Máster de Diseño Web
Artículo publicado en la Revista Creactiva nº06

creatividad-consejos

¿Qué es creativo?

Puede darse el caso de tener un golpe de suerte tan oportuno que te catapulte al estatus deseado. Puede que más alto. Incluso tempranamente. Pero ni podemos hipotecarnos a un gasto sin fondo, ni estar seguros de que la suerte hará el trabajo por nosotros, ni debemos descuidar el sentido del aprendizaje, que es lo único que nos va a dar la excelencia. Seamos honestos además, es poco probable que la suerte haga por ti más de lo que harás tú mismo. Nadie dice que no cojas la ola, lánzate si llega, pero no puedes vivir pensando que va a llegar la ola perfecta. Continúo con lo que decía al comienzo, vivir de lo creativo es fascinante, y además nos reserva cupones para ser más felices y sentirnos realizados. Lo complicado está en sobrevivir hasta que logramos vivir de ello. Yo no tengo la varita mágica, ni soy nadie para decirle a otra persona qué debe hacer con su vida, pero sí que he recopilado experiencias suficientes para entender hacia dónde es fructífero dirigirse en cuanto a estrategias de supervivencia, y me parece que compartirlo, en cualquier caso, tiene una intención positiva para quien bien quiera concederle interés. Hay que tatuarse tres puntos básicos: paciencia, constancia y versatilidad.

Paciencia. Porque mientras llegas, vas a caer muchas veces. A veces se hará infinito el camino. Pero aprende a amar lo que haces por encima de las expectativas. Entiende que el reconocimiento en la creatividad va de la mano del tiempo. Y que las caídas son inevitables.

Constancia. Porque sin ella no hay camino, no hay meta, no hay excelencia, no hay logros, no hay verdad. No podrías volver a levantarte.

Versatilidad. Porque mientras pones en práctica las dos primeras, tendrás que estar trabajando de otras cosas, o trabajar por poco o ningún dinero, tendrás que reinventarte, demostrar lo que puedes hacer, aprender cosas nuevas, desarrollar agilidades sociales, aprender economía, cocina, saber venderte y otras muchas cosas todas juntas y a la vez mientras vas enfrentándote a la vida real. Así que mantén los ojos despiertos y explota tus recursos.

Cuando creas que todo va bien, volverás a tener la sensación de estar en el punto de partida, así que acuérdate de los tres puntos anteriores y sigue adelante. Y como colofón, ningún desarrollo creativo se completa si no es bebiendo de la creatividad. Admira a otros, abre tus ojos, y haz, haz sin parar, porque eres lo que haces, y porque si no haces, no entenderás por ejemplo que el color sugestiona, o que la música puede ayudarte a lograr emociones concretas que te impulsen al acierto, o hacer fotografías ayuda a entender la armonía. Todo vale. Pero no olvides que la creatividad se alimenta con creatividad.

Corre, pero coge aliento suficiente para ganar una carrera de fondo. Resiste, observa, crea, y sé feliz.

Mar García | Directora de arte, artista plástica y actriz • Ex alumna del Máster Creatividad Publicitaria
Artículo publicado en la Revista Creactiva nº05

caminos-creatividad-publicitaria

Los caminos de la creatividad

Uno de los retos mas difíciles dentro de cualquier rama creativa es tener buenas ideas, cada día somos asaltados con todo tipo de trabajos en los cuales nos vemos en la obligación de resolver de la manera más sorprende y original posible, dentro de mi trabajo como Director de Arte me enfrento a este reto a diario y he conseguido crear una pequeña rutina de 3 fases que son la creación de la idea, la ejecución y el efecto que tiene sobre las personas. Durante mucho tiempo me obsesioné con buscar técnicas que me ayudasen a cumplir con estas tres fases de manera eficiente. En este artículo os voy a enseñar algunas de las técnicas que uso en mi día a día.

FASE 1: LA IDEA

Durante años la creatividad se ha supuesto un don del cual solo unos pocos podían gozar. Personalmente soy más escéptico, creo que si algunas personas tienen más facilidad que otras para desempeñar trabajos creativos es por cómo han ordenado sus pensamientos y las vivencias que han tenido. Por eso, si vas a ser creativo, es importante llenar tu vida de elementos que ayuden a tu cerebro a generar conceptos: el cine, la fotografía, el arte y un largo etc. son herramientas que se mantienen en el recuerdo a la hora de conseguir elementos enriquecedores para cumplir nuestra función.También es importante reordenar nuestra mente para ser capaces de saltarse las normas del pensamiento lógico. Existen muchas técnicas para conseguirlo como lo son el pensamiento zen, el razonamiento alternativo y el pensamiento indirecto.

Pensamiento Zen

Esta técnica básicamente consiste en llegar al punto de concentración que tendría un monje tibetano cuando medita. Debes conseguir un entorno favorable para las ideas; el gurú de Apple, Steve Jobs, tenía un banco debajo de la sede de Apple donde se bajaba con una libreta a pensar y escribir sus ideas. Tú debes conseguir lo mismo dentro de la mesa de tu agencia, una playlist musical con canciones que te motiven, un entorno agradable de trabajo, una planta que te haga olvidar que estás en una gran cuidad. Todo esto es importante: necesitas llegar a estar muy cómodo dentro de tu espacio laboral para poder dejar la mente fluir y que lleguen las ideas dentro de la presión diaria que supone trabajar en una agencia.

Pensamiento provocativo y razonamiento alternativo

¿Qué es una provocación? Seguramente se trata de uno de los conceptos más importantes dentro de la creatividad, una provocacion supone siempre la alteración del sentido de algo, ¿Cómo podemos forzar a nuestro cerebro a provocar alteraciones? Un buen ejerccio es buscar objetos e invertir su utilidad, por ejemplo: “Los hoteles no tienen habitaciones”, “las lámparas no dan luz”, “el tabaco es bueno para la salud”.

Una locura, ¿verdad? Pues ésta es la manera de generar ideas que a nadie se le hubieran ocurrido a simple vista, pongamos un ejemplo práctico, Los hoteles no tienen camas; es obvio que un hotel necesita camas para ser un hotel pero ¿y si en vez de camas usamos hamacas? Las hamacas son un símbolo de las vacciones, pongamos a un turista dentro de un hotel mitad habitación, mitad playa tumbado en una hamaca y tendremos una gráfica que realmente puede funcionar, el planteamiento es sencillo: provocar a nuestro cerebro para que sea capaz de pensar alternativamente.

Pensamiento Indirecto

Pensar las cosas sin la lógica para la que nuestro cerebro ha sido adoctrinado desde el colegio es una ardua tarea. Si yo te pregunto qué relación tienen una cerveza, una cama y un libro, la respuesta más obvia seria la de juntar las tres en una acción física: me tumbo en la cama con una cerveza y leo un libro. Genial, ¿verdad? Nuestro cerebro actúa de forma automática buscando el camino más lógico y directo, pero seamos sinceros, la idea inicial es aburrida. Volvamos a analizar qué relación pueden tener estos tres objetos de una manera menos directa: son tres objetos tangibles, son tres objetos que puedes comprar, los tres empiezan por una consonante y terminan con una vocal.

Partiendo de esa base, podemos modificar los objetos teniendo un punto de vista diferente sobre ellos y crear todo tipo de nuevos usos y utilidades para usar en nuestra gráfica. Un buen ejemplo de esta técnica es el anuncio de Mixta Cero. El equipo creativo de Mixta usa el número cero para crear una cuenta atrás de momentos lúdicos en los cuales puedes beber sin necesitar alcohol hasta llegar al número cero que es la imagen de la Mixta Cero.

Pensamiento de combinación

Con este ya acabo: a pesar de ser el último me parece muy útil, la combinación de ideas es la técnica usada por casi todos los creativos de la historia. Leonardo da Vinci creaba armas juntando elementos de necesidad con elementos de la naturaleza que tuvieran características útiles en combinación. Por ejemplo, juntó un cañón con una tortuga y creó el primer tanque.

En publicidad o cualquier trabajo creativo la mezcla de ideas es vital, por ejemplo la virtud de Telepizza es la velocidad: puedes tener una pizza en 30 minutos en tu salón. Partiendo de esa premisa ¿cuál sería dentro de la naturaleza el animal terrestre más rápido? Probablemente el guepardo, pero los guepardos no son amigables y seguramente los niños no sepan que son rápidos. Usemos entonces la liebre: si juntamos esas dos ideas, “pizza en 30 minutos” y “una liebre”, tenemos a una liebre que reparte pizzas: es sencillo y puede funcionar.

FASE 2: EJECUCIÓN

Vale, ya tenemos la idea; nos encanta, estamos delante de nuestro ordenador dispuestos a trabajar. Es hora de hacer que esa idea se haga realidad, ya sea un spot, una gráfica, una aplicación, etc. Lo primero es buscar referencias; para cualquier creativo éstas son fundamentales, ya que nos ayudan a ver muchos caminos por los cuales llevar nuestra idea. Si vamos a hacer un spot, por ejemplo, abrir la plataforma vimeo te puede ayudar a ver planos diferentes, efectos de 3D interesantes y miles de elementos que poder añadir y fusionar con tu idea para hacerla más interesante. A la hora de realizar una gráfica ocurre igual: yo normalmente uso Pinterest para referencias gráficas. De hecho, si eres director de arte, debes tener dos cosas contigo siempre: una libreta para apuntar tus ideas y un móvil con la app de Pinterest instalada, ya que como con el cine, Pinterest nos ayudará a encontrar caminos creativos para ejecutar nuestra gráfica de la manera más interesante.

Ya tenemos nuestra idea, nuestras referencias y es el momento más bonito de un trabajo, el momento de agarrar todo lo que tenemos en la cabeza y volcarlo sobre el formato que más nos guste. Darle diferentes enfoques, técnicas y poner nuestro corazón en nuestra creatividad, pero ¿cómo hago todo esto? Muchas veces no tenemos la técnica suficiente para realizar la idea. Para eso está la maravillosa plataforma Youtube, ese sitio mágico lleno de tutoriales donde podremos encontrar casi todo lo que necesitamos para aprender a realizar, dirigir y crear nuestros trabajos creativos. Si Youtube falla es el momento de llamar a un productor o un artista gráfico que dé forma a nuestra idea.

FASE 3: IMPACTO

Este es el momento, la clave de todo. Veamos qué reacción tiene la gente con nuestro trabajo. Yo, personalmente, comienzo por enseñárselo a mi Director Creativo, el cual ha colaborado en el nacimiento de la idea, dando su opinión y consejo. Su reacción es de las más objetivas que vamos a encontrar. Lo más importante y lo que siempre debemos buscar es lo que el estudio gráfico SERIAL CUT llama el momento WOW, ese momento en el que alguien ve tu trabajo y en su cara se pueden leer las tres letras W-O-W. Una vez que nuestro Director Creativo ha dado su visto bueno, es el momento del cliente.

El cliente es más rudo que cualquier vikingo dentro de Valhala, lleva años trabajando para que su marca esté donde está, no entiende de ideas o diseño y solo ve la funcionalidad de tu idea para su marca y eso siempre suele causar que el momento de impacto sea menor. Después de que el cliente apruebe la campaña, falta el público, esa masa de la que no podemos ver la cara ni las reacciones, así que… ¿Cómo podemos saber que al público le ha gustado nuestra idea? Es muy fácil, normalmente se traduce en ventas, en aumento de notoriedad y demás palabras de marketing, pero lo que realmente hace ver a un creativo que una idea le ha gustado es la viralización. Si a la gente le gusta algo, lo comparte porque quiere que los demás también disfruten de lo que ha encontrado, si le gusta mucho, mucho, mucho, no solo lo compartirá sino que además querrá participar ya sea haciendo una parodia, un mix o cualquier idea que se le ocurra. Un buen ejemplo es el anuncio de Navidad de Leo Burnet, la cantidad de versiones que he visionado sobre el anuncio es increíble, en ese momento sabes, ya sea para bien o para mal, que has llegado a la gente. Muchas gracias por leer el artículo y espero haber sido de ayuda en el largo camino que es la creatividad.

 

Borja Barber | Director de Arte en Labstore Y&R

creatividad-publicitaria-master-publicidad

“En publicidad lo único que no ha cambiado es la necesidad de contar historias y emocionar”

¿Qué es la creatividad? ¿La creatividad se puede aprender? ¿Cómo se conecta con el público en publicidad? Entrevistamos a Jesús Vázquez, Director Creativo de la agencia de publicidad Materiagris y profesor del Máster de Creatividad Publicitaria en nuestra escuela.

Con más de 30 años de experiencia en el mundo de la publicidad, Jesús Vázquez nos habla sobre la evolución de Materiagris hasta convertirse en una agencia especializada en ONGs, fundaciones y emprendedores. Además, reflexiona acerca de las transformaciones que ha vivido el sector publicitario en los últimos años, un sector en continuo cambio. “Los anunciantes se han convertido en generadores de experiencias”, asegura.

Durante la entrevista, también podréis conocer cómo es una clase del Máster de Creatividad Publicitaria y a qué perfiles laborales va dirigido. Si estás interesado en convertirte en un creativo publicitario, ¡no te pierdas esta entrevista!

>> + info sobre el Máster de Creatividad Publicitaria

Paco-Grande-creatividad-en-agencia-de-publicidad

Cómo es el día a día en una agencia de publicidad

Entrevistamos a Paco Grande, Director General de Labstore (Young & Rubicam). Con una experiencia de 29 años en el mundo de la publicidad y la comunicación, nos descubre cómo es un día en su agencia, la importancia del “storytelling” en publicidad y otros muchos aspectos del sector creativo.

Labstore es la agencia global de Y&R especializada en retail y shopper marketing, nacida en España, creció en América Latina y se expandió por el mundo. Su orientación es estratégica y digital con una perspectiva y presencia global. A día de hoy, la red de Labstore se extiende a 20 mercados internacionales, desde Austria hasta Australia.

¡No os perdáis nuestros Consejos Creactivos en Youtube!