David Vega, antiguo alumno del Máster de Diseño Gráfico y Creatividad Publicitaria Aula Creactiva y creativo en Materiagris, agencia de publicidad comprometida.

David Vega: “Ganarme la vida gracias a la creatividad es maravilloso”

David Vega, antiguo alumno del Máster de Diseño Gráfico y Creatividad Publicitaria en Aula Creactiva, trabaja desde hace 2 años como creativo en Materiagris, agencia de publicidad comprometida. ¿Qué diferencias hay entre la escuela y la agencia ¿Qué se exige a un diseñador visual para entrar en una agencia? ¿Son las condiciones laborales tan duras como las pintan? En esta entrevista David Vega nos habla del paso de la escuela al mundo profesional en el sector publicitario.

¿Qué diferencias hay entre la escuela y la agencia?

La principal diferencia es que cuando entras en la escuela eres un “jovenzuelo” que sabe a lo que quiere dedicarse pero no conoce cómo se trabaja dentro de una agencia. Una vez pasas por la escuela te conviertes en un profesional.

Durante el curso se trabajan con ejemplos de briefings muy completos pero en el día a día de una agencia esto cambia bastante y muchas veces se trabaja con prisa. Hay que coger la sartén por el mango y tirar de improvisación y talento.

¿Qué se exige a un diseñador visual para entrar en una agencia?

La exigencia básica para un diseñador visual suele ser el paquete Adobe en cuanto a herramientas (Photoshop, Illustrator, Indesign). Además, se busca un perfil con gusto estético especial con un toque distintivo que llame la atención que aporte algo diferente. Esto se consigue consumiendo arte: cine, música, teatro, comics, videojuegos… Si ves mi instagram son todos perfiles de artistas, diseñadores o ilustradores. Si consumes arte, ganas como artista.

¿Son las condiciones laborales tan duras como las pintan?

Siempre que se habla de las condiciones laborales de un creativo publicitario se dice que “haces mil horas de más”. No sé si es que yo estoy en una situación privilegiada pero creo que si sabes marcarte un horario, si mides las prioridades, puedes salir a tu horario. Salgo siempre a mi hora y cuando llego a casa desconecto totalmente, no pienso en la agencia.

Comencé de prácticas y poco a poco fui escalando, ganando más confianza, aprendiendo más. En cuanto vas evolucionando como profesional, vas mejorando en cuanto a sueldo y condiciones.

¿Cómo fueron tus primeros días?

Cuando entré en Materiagris tenía 23 años, recién salido de Aula Creactiva, y era mi primer trabajo. Pensaba “no voy a poder con todo”, pero luego me dije “wow estoy en mi salsa”. Enseguida te atreves a proponer y tus compañeros te ayudan. Si te gusta esta profesión y tienes talento para ello, enseguida te sientes cómodo.

¿Tienes libertad para dar rienda suelta a tu creatividad?

Sí, por supuesto. De hecho si en una agencia buscan un creativo publicitario, es lo mínimo que se exige. Sin embargo, no hay que olvidarse que en una agencia de publicidad no diseñas para ti, sino para un cliente. Tienes que cambiar la mentalidad, no solo te tiene que gustar a ti, sino vendérselo al cliente y ponerte en la piel del público al que va a llegar. El trabajo de un buen publicista es ponerse en el lugar del público y crear un diseño que transmita bien el mensaje.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Sinceramente creo que he dado en el clavo con esta profesión. Desde pequeño me he considerado una persona muy creativa. Cogía una foto, hacía un collage con Photoshop…Lo hacía por ocio. Ahora me veo 10 años después trabajando prácticamente igual y pienso que soy un afortunado. Ganarme la vida gracias a la creatividad es algo maravilloso.

¿El mundo del diseñador visual abarca otras áreas?

Sobre todo si trabajas en una agencia de publicidad, te das cuenta que no es suficiente con Photoshop o Illustrator. En una agencia pequeña tienes que hacer de hombre orquesta y multidisciplinar. Ahora también manejo video y herramientas online como WordPress.

¿Qué aconsejarías a un alumno que está a punto de terminar un Máster?

Le recomendaría que se lo creyese, que tuviese ambición y ganas de trabajar con su creatividad. Y sobre todo que consumir arte si quieres destacar en un ambiente artístico.