Las 10 competencias principales de un diseñador gráfico


Si estás buscando trabajo como diseñador gráfico o estás pensando en cambiar de empresa para dar un salto en tu carrera profesional, es importante que conozcas las competencias más demandadas por las empresas a la hora de contratar un diseñador gráfico. Primero necesitas diferenciar entre competencias duras y competencias blandas, también conocidas como “soft skills”. Ambas son decisivas para conformar un perfil profesional que atraiga la atención de las empresas. Veamos las diferencias entre ellas.

Competencias duras y competencias blandas

Un diseñador gráfico debe reunir tanto competencias duras como competencias blandas. Las primeras están relacionadas con tus conocimientos académicos y técnicos; y las segundas, las más desconocidas y por no por ello menos importantes, son las que afectan a las habilidades sociales y emocionales. Las competencias blandas integran por ejemplo la empatía, la inteligencia emocional, la resiliencia o la creatividad. Y cada vez son más valoradas por las empresas, que buscan profesionales responsables, proactivos y con una gran capacidad de adaptación a los cambios.
En resumen, los diseñadores gráficos deben combinar, por una lado, una sólida formación académica o el dominio de programas como Photoshop, Illustrator o Indesign, y por otro lado, habilidades que les capaciten para trabajar bien en equipo o para controlar el estrés. Veamos cuáles son las 10 competencias principales (duras y blandas) que exigen las empresas en un diseñador gráfico.

Competencias duras

1. FORMACIÓN EN DISEÑO GRÁFICO
Muchos diseñadores gráficos han estudiado Publicidad, Bellas Artes o Comunicación Audiovisual. Incluso no son pocos los que se han titulado como arquitectos, diseñadores de interiores o fotógrafos. Esa formación general es muy útil para tener una base muy amplia. Sin embargo, para convertirse en diseñador gráfico es necesaria una formación especializada que proporcione los conocimientos técnicos propios de una disciplina tan específica. Dominar los fundamentos del diseño gráfico es imprescindible para poder desarrollar una carrera dentro de un sector cada vez más competitivo y complejo. Entre esos fundamentos podemos citar la composición, la disposición, el contraste, la textura, la jerarquía o el color. Para expresar sus ideas en su trabajo diario, el diseñador gráfico debe dominar áreas tan diversas como el uso de tipografías, la combinación de colores o la maquetación.
2. DOMINIO DE HERRAMIENTAS
Sin un nivel avanzado de PhotoshopIllustrator o InDesign es prácticamente imposible hacerse un hueco en el mercado como diseñador gráfico. Si quieres trabajar como diseñador gráfico deberás ponerte las pilas sobre todo con estos programas. Además deberás adaptarte a las constantes actualizaciones que lanza en este caso Adobe Systems si no quieres quedarte atrás. En el mundo de hoy el diseñador gráfico debe ser un experto en entornos digitales y moverse como pez en el agua con Photoshop, Illustrator e Indesign. Las capas, los filtros, los trazados de recorte, los efectos o los pinceles no deben tener secretos para ti.
3. PSICOLOGÍA DE LA IMAGEN
La imagen es una herramienta muy poderosa para influir en los demás. Los procesos psicológicos que rigen nuestra interpretación de las formas y colores son complejos. El diseñador gráfico debe conocer las normas que regulan nuestra percepción visual y utilizarlas con habilidad para crear los estímulos visuales más indicados para provocar las reacciones deseadas en el receptor. Dominar la psicología de la imagen es un factor clave para labrarse un porvenir como diseñador gráfico.
4. LENGUAJE VISUAL
El lenguaje visual tiene sus códigos, sus reglas. El diseñador gráfico debe dominar este idioma universal que no conoce fronteras en este mundo globalizado. De la misma manera que un escritor verbaliza sus ideas y las plasma en un libro, el diseñador gráfico visualiza las suyas y las convierte en una construcción de imágenes que tienen un significado y un objetivo comercial. El diseño de logotipos, revistas, folletos o carteles son ejemplos de lenguaje visual. El diseñador gráfico debe crear conceptos visuales impactantes y duraderos, que llamen la atención por su composición y equilibrio, y que al mismo tiempo perduren en la retina el tiempo suficiente para provocar la emoción deseada en el receptor. Si el concepto visual es fuerte, coherente y llamativo, sobrarán las palabras.
5. MENTE ONLINE / OFFLINE
El diseñador gráfico debe estar capacitado para realizar tanto proyectos digitales como proyectos impresos. El papel y los pixeles conviven a diario en la mente de muchos diseñadores gráficos, que deben alternar el diseño de webs, banners o infografías, con la creación de flyers, revistas o packaging. El diseñador gráfico de hoy debe ser “dual” y funcionar con soltura tanto en modo “offline” como en modo “online”. Algunos diseñadores se especializan con el tiempo en uno de los dos campos, pero conviene no desconectarse totalmente del otro. La vida da muchas vueltas.

Competencias blandas

6. CREATIVIDAD
Para los diseñadores gráficos, la creatividad es la “soft skill” por excelencia. Un diseñador gráfico debe tener una mente abierta que nunca cese de crear. La habilidad para ofrecer constantemente soluciones innovadoras es un rasgo característico de los diseñadores gráficos. La creación gráfica exige la generación de ideas que ofrezcan soluciones a problemas de comunicación. 
7. CURIOSIDAD
La curiosidad es la llave que permite evolucionar a los diseñadores gráficos. Sin curiosidad un diseñador gráfico puede quedarse anclado y será incapaz de actualizarse y nutrirse de nuevas influencias. La búsqueda constante de nuevas posibilidades lleva a los diseñadores gráficos a ampliar sus horizontes. Un diseñador gráfico debe viajar, leer, escuchar, visitar exposiciones, museos, conciertos… Su curiosidad no debe tener límites.
8. CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN
La observación es la facultad de contemplar, examinar y evaluar el entorno, para poder extraer una conclusión final. Para un diseñador gráfico ningún detalle, por pequeño que sea, debe pasar inadvertido. La observación permite a los diseñadores gráficos obtener información para encontrar nuevas fuentes de inspiración. Los sentidos de los diseñadores gráficos siempre deben estar alerta.
9. HABILIDADES DE COMUNICACIÓN
Las habilidades comunicativas de los diseñadores gráficos determinarán una parte importante de su éxito. Su capacidad para trabajar en equipo, empatizar con los clientes, proveedores y compañeros, o expresarse con claridad y corrección son habilidades que deben distinguir a un buen diseñador gráfico. De igual modo, un diseñador gráfico debe dominar tanto la comunicación escrita como el lenguaje no verbal.
10. GESTIÓN DEL TIEMPO
Una gestión eficaz del tiempo permite al diseñador gráfico aumentar su productividad. Planificar bien cada proyecto, realizar con eficiencia las distintas actividades, automatizar las tareas más mecánicas y evitar distracciones son los cuatro puntos clave que todo diseñador gráfico debe tener siempre en cuenta. Muchos diseñadores se apoyan en herramientas muy útiles como Google CalendarTrelloStark o Things.