Qué es el Marketing Emocional

Qué es el Marketing Emocional y por qué tiene tanto valor para las marcas

El Marketing Emocional es una de las herramientas más eficaces para conectar y crear un vínculo afectivo entre una marca y el consumidor. Se pueden diseñar estrategias con el objetivo de provocar cualquier tipo de emoción, como alegría, optimismo o nostalgia, y se trata de uno de los recursos de marketing que consiguen mayor impacto al hacer alusión a la parte emocional y más humana.

Qué es el Marketing Emocional

Marketing Emocional es el conjunto de estrategias de comunicación que tienen como objetivo provocar una reacción de impacto, una experiencia que despierte sentimientos y emociones para conectar con el consumidor y establecer una relación afectiva con la marca.

Las marcas buscan constantemente nuevas fórmulas para atraer al público, consolidar su imagen y diferenciarse de la competencia. Una de las estrategias que mejores resultados puede conseguir si está bien diseñada consiste en establecer vínculos emocionales con los consumidores y potenciales clientes generando en ellos determinadas reacciones premeditadas. Un golpe de impacto que provoque una emoción, como sorpresa, alegría, optimismo o empatía, e incluso tristeza, nostalgia o rechazo. El objetivo es conseguir el propósito establecido mediante una estrategia elaborada por el llamado marketing emocional.

Qué es el Marketing Emocional

Por qué es tan eficaz el Marketing Emocional para las marcas

Los seres humanos somos instintivos, emocionales y racionales a la vez. La psicología explica que generalmente existe un equilibrio entre nuestra parte emocional y racional. La razón se ocupa de ajustar o censurar las decisiones emocionales, mientras que la emoción da forma a la mente racional. 

Sin embargo, este equilibrio puede romperse cuando aparecen emociones fuertes que desbordan la parte emocional y debilitan o invalidan a la razón. A mayor intensidad del sentimiento, más fuerte es nuestra mente emocional y más débil la racional.

Y de esto se ocupa el Marketing Emocional, de hacer que nos dejemos llevar por nuestra parte emocional, en hacernos sentir y estremecernos sin pararnos a analizar.

Según estudios sobre hábitos y comportamientos de compra del consumidor, el 95% de las compras se realizan de forma visceral, motivados por la emoción. Es decir, que la mayoría de las compras se hacen sin un razonamiento lógico a través de un estado o impulso emocional.

Esto significa que aunque es nuestro cerebro el que se ocupa de justificar cada compra que hacemos, cuando la emoción es más fuerte es la que nos impulsa a realizarla.

Por eso, ¿qué mejor forma de destacar y llamar la atención de los consumidores que a través de las emociones? Hacer sentir, conectar con el consumidor, hacerle vivir una experiencia o provocar una reacción emocional deja mayor huella en el recuerdo, por lo que la marca será más fácil de identificar y asociar a un producto, servicio o concepto. Es decir, que apelando a la parte emocional la marca se hace más fácilmente reconocible.

Como dijo Seth Godin, uno de los teóricos más importantes del marketing y autor de La vaca púrpura y El marketing del permiso:

“El Marketing ya no se trata de las cosas que vendes, sino de las historias que cuentas”

Ventajas de aplicar el componente emocional

Cada marca debe encontrar aquello que la diferencia de la competencia, lo que la hace única. Y para conectar con su público debe saber transmitir su esencia y singularidad a través de una estrategia adecuada que provoque o bien una emoción subliminal o una emoción que resulte claramente perceptible.

Estas son algunas de las ventajas y beneficios que se consiguen con una campaña de Marketing Emocional bien definida:

  • Mejora y fortalece la imagen de la marca.
  • Conecta emocionalmente con los clientes y consumidores.
  • Consigue un mayor impacto al despertar emociones y sentimientos, generando un valor añadido a la marca.
  • Al implicar la parte emocional el mensaje cala más hondo y perdura más en el recuerdo.
  • Potencia el vínculo con el cliente y aumenta el engagement.
  • Fideliza a los clientes.
  • Produce mayor interacción de los consumidores a través de las redes sociales y los canales digitales de la empresa.
  • Ayuda a posicionar.

¿Y todo esto en qué puede traducirse? Pues en mayor satisfacción del consumidor y mayor número de ventas, en que los clientes repitan la compra del producto y recomienden la marca. En definitiva, en ayudar a crecer y consolidar a la empresa

Ejemplos de Marketing Emocional

La cadena alemana EDEKA consigue emocionar y remover la conciencia haciendo pensar en la soledad de nuestros mayores y en cómo vivimos absortos en el individualismo de la sociedad actual.

 

Coca-Cola ha sabido conectar como nadie con todo tipo de público y despertar emociones en el mundo entero con impactantes spots como este, en el que en plena pandemia realza que lo más importante son las personas y el valor de tener cerca a nuestros seres queridos.

 

Walmart rememora recuerdos de la infancia y la adolescencia que provocan nostalgia por el pasado en el espectador, lo que produce una identificación inmediata entre la marca y el cliente.

 

Planifica tu propia estrategia para convertirte en un gran profesional del Marketing en Aula Creactiva

Si quieres una formación actualizada en Marketing Digital que te prepare para trabajar y conocer a fondo todas sus disciplinas prepárate con el Máster de Marketing Digital & Redes Sociales de Aula Creactiva. Si te gusta la publicidad también puedes ampliar tu proyección profesional con el Máster de Creatividad Publicitaria o abarcar ambas formaciones conjuntamente con el Máster Plus de Creatividad Publicitaria y Marketing Digital

Consigue un conocimiento integral de las nuevas herramientas digitales utilizadas en el sector del Marketing y reorienta tu futuro profesional.

Puedes resolver tus dudas en las Sesiones Informativas Online.

escuela diseño gráfico madrid